Barça: una pésima gestión empresarial

Desde la noche del pasado viernes, 14 de agosto, el mundo del fútbol y, en especial el entorno «culé» vive inmerso en un tobogán que sólo baja, y con una pendiente que produce vértigo.

En la prensa, y en programas de radio y televisión se suceden las encuestas sobre el/los responsables de ésta situación. Vamos a analizarlo.

El Barça es, como todo el mundo sabe, una empresa. Y como no me canso de repetir en todos los cursos y charlas que imparto: el grado de responsabilidad, en todas las empresas, va de arriba hacia abajo.

Aquello que ocurre abajo, es responsabilidad de arriba, y sólo de arriba, lo siento, pero es así, guste o no guste, es así. Y es así en todas las empresas, sin excepción alguna.

  • Es que el secretario técnico ha fichado mal
  • Es que el entrenador no plantea bien los partidos
  • Es que los jugadores no corren

La dirección de la empresa (la directiva en éste caso) ha contratado al secretario técnico X, ha bendecido sus fichajes: entrenadores y jugadores, etc.

Por consiguiente: la directiva es la máxima y única responsable. Y si no está satisfecha con el rendimiento de quienes componen su estructura, que aplique medidas correctoras. Si no las aplica, es porque bendice esas decisiones, que no se queje.

Y eso mismo sucede con cualquier otra empresa.

La Dirección General / Gerencia, selecciona a sus cargos directivos y éstos al resto de cargos y posiciones de mayor o menor rango y/o responsabilidad, y así se establece la cadena.

No me expliques que el personal de atención al cliente, los comerciales y un largo etcétera no realizan bien su trabajo, el máximo responsable de todo ello está arriba, en lo más alto de la cadena.

Si no hacen bien su trabajo puede que no se seleccionen a las personas adecuadas, puede que no se las forme adecuadamente, puede que no se las motive e incentive convenientemente, puede que realicemos una dirección de “despacho” y no escuchemos a esas personas, puede que sea por muchas cosas, pero seamos realistas, en cualquiera de los casos, ¿crees realmente que el problema está abajo?

Por mi actividad profesional, me relaciono continuamente con el área comercial de las empresas, me encuentro con mucho/as gerentes, directores/as comerciales, que se quejan de su equipo o algunos miembros de su equipo comercial, en términos como:

  • Falta de eficacia
  • Falta de sacrificio
  • Falta de profesionalidad
  • Y otros comentarios por el estilo

Llegados a éste punto, no puedo por menos que preguntar:

  • ¿Quién los ha contratado?
  • ¿Quién los mantiene en sus puestos?

Esas personas que los contratan y mantienen en sus posiciones, y no otras, son las máximas responsables de la mala gestión de la empresa.